MI HISTORIA

 

Me llamo Belén Dols y me dedico al diseño y elaboración de calzado artesano.

 

Decir que no siempre he sido zapatera…, todo empezó en el año 2013, trabajaba en una gran corporación en la que todo se reducía a “número de usuario, contraseña y objetivos conseguidos”. Lo demás no era relevante. No importaban las personas, ni los clientes, ni las horas de trabajo, ni si tenías un nombre, ni si te encontrabas bien o mal…., solo números y rentabilidad. Muchas reuniones. Presión, presión y más presión.

Un día, quise comprar unas botas de un estilo determinado. En aquel entonces mi vida era una locura y buscaba algo elegante y cómodo a la vez. Tenía los pies destrozados de usar tacones. No conseguía encontrar lo que buscaba en ningún sitio. Busqué y busqué, en tiendas en mi ciudad y en Internet…, (cuando se me mete algo en la cabeza…..). Así que decidí transformar unas botas que tenía en el armario. Conseguí unos retales de piel, unas tijeras, hilo y aguja para coser piel y me puse manos a la obra.

 

Fue entonces cuando ocurrió la magia…, creando aquella botas me sentí feliz. Hasta me partí un diente cosiendo las pieles, mordiendo la aguja para poder pasarla a través de la piel. Al día siguiente cuando desperté, recordé la sensación del despertar en el día de Reyes Magos. Sentí que tenía un regalazo para ponerme ese día…, ¡¡Mis botas nuevas!! (que por cierto son horribles, pero a mi me cambiaron la vida)

 

Entonces no tenía ni idea de que este hecho iba a ser tan relevante en mi vida. Debido a mis creencias de aquel momento, ni se me pasó por la cabeza reconvertir mi carrera profesional. Por curiosidad, decidí hacer un curso y encontré en Elda (Alicante) la Escuela de artes y Oficios del Calzado Nataliya-Menárguez, y allí entre hormas, pieles, patrones, herramientas y tacones disfruté de los mejores 15 días de mi vida.

 

Después de aquel curso, vinieron algunos más, y poco a poco monté un taller en mi casa, como hobby. Empecé a hacer sandalias y también empecé a soñar. En 2018 dejé mi trabajo y abrí mi Atelier en el Casco Antiguo de Palma. Una preciosa tiendecita con un taller. Allí paso la mayor parte de mi tiempo, creando zapatos y bolsos cómodos y bonitos en todas las tallas, hechos especialmente para ti.

 

El Atelier no es un comercio típico. Al entrar puedes ver mi mesa de diseño, llena de hormas, cartulinas, lápices, cinta métrica, cútex y algunos zapatos que aún no se han editado en la web. También hay producto de stock que puedes adquirir en el momento. Siempre os invito a ver el taller que tengo en el piso de abajo, lo llamo “el laboratorio” donde paso una gran parte del día.

 

Allí puedes elegir las pieles para customizar tu propio diseño y al mismo tiempo degustar una copa de cava y unos bombones. Una experiencia que disfruto compartiendo con todas las personas que entran a curiosear.

 

Puedes venir a visitarme cuando quieras en la calle Can Tamorer 6 en Palma de Mallorca. Estaré encantada de atenderte en persona.

 

Gracias!
Un abrazo grande